Minipréstamos con ASNEF

Mini-préstamos-asnefMuchas financieras, empresas de capital privado e incluso prestamistas particulares, ofrecen por la red préstamos personales online de poco importe para solventar pequeños pagos inmediatos. A estos préstamos se les conoce como minipréstamos o microcréditos, aunque este último término también se utiliza para los pequeños préstamos que se conceden a personas de colectivos desfavorecidos en países subdesarrollados para que emprendan una actividad.

Estas empresas se han especializado en conceder minipréstamos con ASNEF y/o RAI, aprovechando que si te han incluido en un registro de morosos las posibilidades de obtener un préstamo personal en la banca tradicional son nulas. Además, no suelen conceder financiación de tan poco importe porque no les sale rentable por costes.
Conseguir uno de estos minicréditos con ASNEF es muy rápido. Se puede solicitar por internet o por teléfono y sin necesidad de aportar documentación, tendremos respuesta inmediata y el dinero en nuestra cuenta corriente en 24/48 horas. Dada la oferta que hay en la red, se hace imprescindible comparar varias opciones antes de decantarse por una, aunque no suelen variar demasiado en sus condiciones. Las empresas más implantadas en el mercado son, entre otras, Vivus, Qué bueno, Pepemovil o Cahsper.

El importe de estos pequeños préstamos con ASNEF no suele ir más allá de los 400 o 500 euros, aunque en algún caso puntual hemos encontrado alguna oferta de hasta 6.000 euros. Cuanto menor es el importe, en menor plazo hay que devolverlo. En algunos casos, tendremos que devolver el dinero en menos de un mes (quince días), por lo que estos préstamos rápidos sólo son aconsejables cuando tenemos que afrontar un pago muy urgente que no puede esperar a que cobremos la nómina, por ejemplo. En otro caso son inútiles, y sólo nos generarán mayor gasto, puesto que los intereses son muy altos.

Por ejemplo, si necesitamos un mini préstamo con ASNEF de 100 euros, tendremos que pagarlo en 15 días y devolveremos 114 euros. O por 200 euros a devolver en un mes pagaremos 260 euros. A este importe habrá que añadir el coste de la transferencia, puesto que hay bancos que la cobran, para devolver el dinero. Por último, es recomendable no retrasarse en el pago, porque los intereses de demora y los gastos por reclamación del impago son muy elevados.